KUMQUAT

22,50 IVA incluido

  • Frutos casi todo el año
  • Mide 40cm de altura
  • Maceta de 18 cm
  • Puede llegar a crecer hasta más de 2 metros
  • Muy resistente al frio hasta -10º
  • Se puede cultivar en maceta
  • Sus frutos son de sabor dulce por fuera y agrio por dentro
  • 100% Naturales
  • Alto contenido en Vitamic C
SKU: 0013 Categoría:

Descripción

Origen

El Kumquat Fortunella Margarita es la especie más conocida de kumquat, se creo en Japón a final del siglo XIX y llego a Europa a principios del siglo XX. Hoy es un ingrediente bien conocido, se usa su fruta para repostería, para combinar una buena carne y también para la cocteleria. Su piel tiene un toque floral y cítrico a la vez.

Flor / Frutos

Este particular kumquat tiene una forma de lágrima muy reconocible, es una planta altamente productiva, que presenta una cosecha intensa de fruta de enero a mayo.. su color naranja brillante contrasta magníficamente con el follaje verde oscuro. El árbol es de naturaleza enana, lo que lo hace ideal para macetas ... y como regalos hermosos y coloridos para el hogar. Lo recomendable de ese kumquat es que de coman la fruta entera, con piel por una simple razón, es que, aunque la carne es bastante agria, la piel es sorprendentemente dulce. Cuando se comen juntos, los dos se armonizan, produciendo una sensación refrescante distinta. Algunos incluso muerden el extremo de la fruta y exprimen el exceso de jugo, dejando solo la dulzura de la piel. El kumquat se ha convertido en todo un manjar de moda y se puede utilizar para hacer todo tipo de conservas y mermeladas. Un regalo de lo más sorprendente para todo el año.

MACETA DE 18cm

ALTURA: 45 cm (con maceta)

*Se entrega en maceta de plástico

*Envío especial por Envialia

 


 

Cómo cuidar el kumquat en maceta y mantener la fruta sana:

 

El kumquat es un pequeño árbol de hoja perenne originario de China y Japón. Los kumquats prosperan en zonas con inviernos suaves, veranos largos y calurosos y un suministro de agua fresca. El fruto del kumquat es un ingrediente muy popular en la cocina asiática. También se utiliza por sus fines medicinales o como arbusto ornamental en jardinería. A continuación te explicamos cómo puedes cuidar tu kumquat en maceta para que prospere en tu casa.

 Requisitos para cultivar un kumquat

 

A los kumquats les gusta un suelo húmedo y bien drenado y mucha luz solar. Los kumquats no necesitan ser podados para producir frutos, a excepción de las ramas enfermas. Los kumquats alcanzan unos 3 metros de altura cuando maduran y pueden cultivarse en macetas o en el suelo.

 Cómo cuidar y mantener los kumquats en maceta

 

El kumquat es un pequeño árbol de hoja perenne originario de China y Japón. Los kumquats prosperan en zonas con inviernos suaves, veranos largos y calurosos y un suministro de agua fresca. El fruto del kumquat es un ingrediente popular en la cocina asiática. También se utiliza con fines medicinales o como arbusto ornamental en jardinería.

 

- Localización: Las plantas de kumquat crecen mejor cuando se plantan a pleno sol en un suelo húmedo y bien drenado. No les va bien cuando las raíces están expuestas a temperaturas frías o a un suelo seco. Las plantas de interior deben colocarse cerca de una ventana orientada al sur, mientras que las de exterior deben situarse en una zona en la que reciban al menos seis horas de exposición a pleno sol al día.

- Fertilizante: Aplique un abono con alto contenido en nitrógeno cada dos semanas desde el comienzo de la primavera y hasta principios del otoño, según sea necesario. Se recomienda un alimento para plantas que contenga fósforo para el nuevo crecimiento, mientras que uno con hierro promoverá el desarrollo de las hojas, aumentará la producción de flores y ayudará a evitar que el follaje se vuelva violáceo.

 Cómo regar el kumquat

 

Regar un kumquat es realmente muy fácil. Los kumquats deben regarse dos veces por semana, y el agua debe cambiarse cada 2-3 días. Lo mejor es utilizar agua a temperatura ambiente para el kumquat. Si lo desea, puede utilizar agua del grifo o de la lluvia. Durante las primeras semanas después de plantar el árbol, es posible que tenga que regarlo con más frecuencia porque se estará acostumbrando a su nuevo entorno.

 Cómo abonar el kumquat

 

Los kumquat necesitan un suministro regular de fertilizante para mantenerse sanos y producir frutos. La cantidad de nitrógeno disponible en el suelo es un factor importante para la salud del árbol. Un suelo con demasiado nitrógeno impedirá que las raíces absorban los minerales, necesarios para un buen crecimiento. Para abonar su kumquat, utilice un abono granulado de liberación lenta (recomendamos abono especial para cítricos). Este tipo de abono proporciona los nutrientes lentamente a lo largo del tiempo en lugar de hacerlo de una sola vez. Debes abonar tu árbol cada seis meses con este tipo de abono y regar por encima para ayudar a que se filtre en la tierra de abajo.

 Plagas y enfermedades que pueden afectar a sus kumquats

 

Las plagas y enfermedades pueden afectar a su kumquat, pero si tiene una planta sana con los cuidados adecuados, estos problemas pueden evitarse.

Los pulgones son una de las plagas más comunes que pueden atacar a tus kumquats. Estos pequeños insectos chupan el jugo de las hojas y las flores de la planta. Es importante comprobar regularmente si hay pulgones en la planta y eliminarlos en cuanto se detecten. También es conveniente utilizar jabón insecticida o aceite de neem para evitar futuras infestaciones.

La enfermedad fúngica llamada quemadura de la hoja es otro problema que puede causar grandes daños a tus kumquats. Esta enfermedad está causada por un exceso de humedad en el suelo, que proporciona un entorno perfecto para que los hongos crezcan y hagan que las hojas se vuelvan marrones y se caigan prematuramente. Si observas que los bordes de las hojas marrones empiezan a aparecer cerca del tallo, podría ser un signo de quemadura de la hoja. Para evitarlo, asegúrate de que la tierra de la maceta tenga un drenaje adecuado y reduce la frecuencia de riego durante los periodos de sequía o calor (a menos que haya llovido mucho).

El oídio es otro hongo que crece en las plantas cuando hay humedad. Comienza como manchas blancas en forma de polvo en las hojas o en la superficie de los frutos y acaba por amarillear las hojas, que se caen prematuramente. El oídio no suele ser mortal para las plantas, pero puede reducir el rendimiento si no se trata durante mucho tiempo.

 Conclusión

 

Los kumquats son una fruta muy fácil de cuidar. Sólo tienes que asegurarte de que las macetas tienen un buen drenaje, mucha agua y la cantidad adecuada de fertilizante. El resultado de su tiempo y esfuerzo será una gran cantidad de deliciosos kumquats durante todo el año.

Información adicional

Peso1 kg
Dimensiones40 × 25 × 20 cm
Maceta

13, 18

- CITRIC.ART -
...nosoloplantas

Siguenos en Redes Sociales

Alicante - España
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram